/ human rights

El día que Ellen Page pudo ser mi madre

A la vida al final le da igual si tienes 30 o 12 años, a la vida no le importa lo que has vivido, a la vida no le importa si has amado ni siquiera lo que has hecho por ti, a la vida le importa lo que le has demostrado al mundo. El resto, nadie lo recordará una vez que tu te mueras, por eso mismo a la vida, sencillamente tu, le das igual, pero lo que tu has hecho por otros en la vida, no.

Es por ello que ahora mismo me siento en una especie de doloroso shock, que se pierde en una especie de abrumación y sorpresa. ¿Qué ha podido dejarme en este estado? Pues en este caso Ellen Page, y es que la actriz y protagonista de Beyond two souls ha sido capaz de romper en 8 minutos y 37 segundos todos los estereotipos y tópicos que yo podría tener prefijados en mi cabeza sobre ella, y sobre la generación en la que me encuentro. Y es que Ellen Page ha salido del armario.

¿Y a mi eso me importa lo más mínimo? No, pero lo que me ha impactado y me ha hecho reflexionar es la forma en la que lo ha hecho, es con un mensaje tan realista a la par que positivo, un mensaje que muchos adultos no serían capaces de decir ni practicándolo toda la vida. La autenticidad de sus palabras y la forma como lo ha dicho, esa mezcla de cara infantil con esa contundencia, han hecho que yo, que por norma todo este tipo de cosas me dan más o menos lo mismo, diga, "Ey" ¿Qué ha pasado aquí? ¿Cómo puede ser que esta chica que ha nacido únicamente 4 días más tarde que yo, haya hecho un discurso que yo en mis 27 años creo que me costaría una barbaridad hacer?

Es inevitable, creo, que cuando alguien que siempre has considerado joven, infantil, víctima del sistema y de los cánones se desmarque de esta manera para demostrar que aún queda esperanza en todos los escalones de la sociedad, que salga y diga de la forma más auténtica que pueda recordar "Ey, soy gay, pero gran trabajo chicos, gracias a vosotros, gracias a que trabajáis juntos, estáis haciendo un lugar mejor y yo, presa de ese fervor, me quiero unir, saliendo del armario y demostrando que cualquier persona puede vivir de forma auténtica consigo misma, y es que si yo puede tratar de vivir congruentemente con mi vida y mi fuero interno, tu también puedes, ¡adelante!.". Y eso es lo que me ha chocado y ha hecho que esta tarde, me sienta mejor porque el mundo cuenta con gente como ella, que ha dicho unas palabras tan auténticas... de una manera tan impecable. Pero también me sienta peor por la forma en la que una vez más había dejado que los prejuicios me venciesen, y que alguien de mi edad, durante 8 minutos y 37 segundos, durante ese breve instante, pudiese haber sido mi madre en lugar de mi colega o simplemente alguien de mi edad.

Así que espero que a Ellen Page ese acto le ayudase a tener una vida mejor y a superarse a si misma como bien demuestra, o al menos da la sensación en el vídeo, porque desde luego, a mi me ha hecho reflexionar y seguro que no caerá en saco roto.