Hay 7 cosas por las que jamás deberías disculparte:

Ser tu mismo

No dejes de ser quién realmente eres por encajar con otros. O para encajar con lo que crees que la sociedad quiere que seas. Estas son recompensas temporales, nadie que realmente te ame, te las pedirá jamás. Así que aprovecha esto como un filtro para descubrir a la gente que realmente merece la pena.

Sigue tus sueños

Nunca tendrás que disculparte por perseguir tus sueños y metas, y si alguien intenta que desistas, esto es un indicador de que debes desechar a esa persona de tu vida. Alguien realmente genial, te apoyará y se esforzará porque sigas tus sueños sean cuales sean.

La negatividad es un asesino de sueños, no dejes que nadie te infecte con este virus, es posiblemente uno de los más mortíferos que existen. Cualquiera que te diga que perseguir tus sueños es egoísta, recuerda que hacerlo es un ejemplo increíble para el mundo, podrás ser alguien que motive a otros a perseguir los suyos y así encontrar su grandeza.

Tómate tu tiempo

Es fundamental que a primera hora de la mañana o cuando lo necesites, tengas un rato para estar contigo, para hablar contigo, para encontrarte. Convierte este tiempo en sagrado y no permitas jamás que nadie lo interrumpa.

Jamás te disculpes por tomarte un tiempo para ti. No es un acto egoísta, nadie puede disfrutar de tu persona si tan solo eres un cascarón vacío. Sin embargo, si eres capaz de pasar tiempo contigo, meditar, practicar el mindfulness, podrás tener una idea clara de quien eres y qué deseas y de este modo podrás llenar a los que te rodean.

Si alguien te pide que estés pegado al móvil, si alguien te pide que estés permanentemente conectado o que no te tomes un tiempo para ti. Debes pasar página, es hora de que te pongas a ti por delante de las necesidades de otros.

Termina con las relaciones tóxicas

La gente tóxica es tóxica, no me importa que sea tu familia, tus amigos de toda la vida o una pareja, si te minan para que no cumplas tu sueño o seas tu mejor yo, debes eliminar a esa gente de tu vida o en su defecto, limitar tu interacción con ellos. Jamás dejes que nadie se interponga en tu auténtico ser. Tu mejor ser.

No dejes que nadie se lleve tu energía positiva, solo acepta el positivismo, amor, diversión y no olvides ser esa persona también para los otros. De vez en cuando pregúntate, ¿soy esa persona con la que yo querría estar? Si la respuesta es no, entonces es hora de cambiar.

Vive tu realidad

Aquellos que viven su realidad tendrán una calidad de vida que otros solo podrán imaginar. Vivir tu realidad significa ser honesto. A veces, ser auténtico y decir las cosas que de verdad te hacen feliz, pueden traerte desgracia a corto plazo, pero con el tiempo, te darás cuenta que habrá merecido la pena.

No siempre es fácil decir la verdad, ser coherente con tu existencia, es doloroso, mucho. Pero es el camino para que cada día, sientas una satisfacción increíble. Esto puede causarte tanto dolor en ocasiones, pero solo con el tiempo, te darás cuenta que ese dolor ha sido lo mejor que te ha podido pasar ya que te ha permitido evolucionar acorde a tus deseos.

No te disculpes por tus imperfecciones

Jamás te disculpes por tus imperfecciones, nadie es perfecto, no dejes que nadie te haga sentir menos.

Si tienes imperfecciones, busca la forma de mejorar, busca la forma de que no sean un impedimento, trabaja, lucha por llegar más allá. Eso sí, jamás lo hagas por otros o por lo que creas que otros pensarán sobre ti, hazlo por ti, por lo que tu sientes, por tu propia mejora. Si el motivo de tu mejora no es este, con el paso del tiempo te sentirás tremendamente vacío. Haz las cosas por ti, sé un ejemplo que inspire a los demás y que te inspire para ser la mejor versión de ti

Di no cuando lo necesites

A veces aceptamos demasiadas tareas porque no sabemos decir que no. Esto acabará sobrepasándonos y estresándonos de manera que no consigamos nada.

Si tu máxima prioridad en la vida es estar con tu familia, di no a aquellas cosas que se interpongan. No elijas el trabajo un sábado por la mañana, disfruta de tu familia, ya tendrás tiempo de ocuparte del resto de tareas. Si deseas ser tu mejor versión de ti, no elijas ser de esas personas que pierden el tiempo viendo la televisión o saliendo todo el fin de semana, encuentra franjas de tiempo para poder aprender, mejorar, disfrutar.

Aprende a decir SÍ sólo a las cosas que amas, que te hacen mejorar, que te permiten llegar a tu meta.