/ Aprendizaje acelerado

Como Hackear tu Mente y Aprender el Doble de Rápido

No hay que empezar siempre por la noción primera de las cosas que se estudian, sino por aquello que puede facilitar el aprendizaje. - Aristóteles

Toda mi vida he sido un alumno nefasto en lo que a materias relacionadas con la química y la física se refiere, sin embargo, por motivos laborales, me he visto obligado a aprender grandes cantidades de información sobre estas materias, es más, ¡A día de hoy doy clases sobre la Biología y la Química en el cuerpo!. Lo mejor de esto es que si yo he podido llegar a tener nivel en asignaturas que en el colegio me martirizaban, tu también puedes.

Sin embargo, para poder aprender estas materias, no he podido hacerlo por el método tradicional, de hecho me parece un error que exista un índice sobre como aprender las materias, es por ello que aquí te dejo un método para que puedas afrontar cualquier temática, te guste o no, y aprenderla en tiempo récord.

Mira el conjunto, no las partes

El primero de los consejos es que mires atentamente el conjunto, una materia nueva, por ejemplo que estudias a través de un libro, tiene un índice, tiene una visión general. Mi consejo es que lo mires, que veas los distintos apartados y antes de echarte las manos a la cabeza y decir ¡Qué asco! ¡Esto no me gusta! Mires bien todo lo que pueda llamarte la atención. Luego ojea el libro (o la página web) con cierta calma, mirando las páginas, algunos títulos, los dibujos y cuando algo te llame la atención, ojéalo más detenidamente. Igual no te enteras de mucho, pero por lo menos ya tendrás un gancho.

Mira las partes, no el conjunto

Con el proceso de ojear el material que tienes delante, consigues hacerte consciente de lo que el conjunto supone y puedes empezar a ver todas aquellas cosas que te llaman la atención, serán estas las que te faciliten el aprendizaje enormemente.

Hackea la forma de aprender

Empieza por lo que más te guste

De hecho, esta es la auténtica clave, ya sabes que que componentes forma la materia a aprender, pues ahora coge algo que resulte especialmente afín a ti, algo que te guste, algo que puedas relacionar con otro tema que te guste más y eso lo utilizarás como gancho, harás tu primera aproximación a través de esa parte. Igual no te enteras de muchas cosas, igual hay conocimientos que aún no tienes, no pasa nada, porque el mirar atentamente las partes que te gustan hará que los otros conceptos se conviertan en necesarios para ti, de manera que cuando los mires, ya te resultarán útiles, ya podrás asociarlos con algo que te gusta más y no resultará tan abstracto y tan abrumador. ¿Para qué quieres saber para que es un átomo y para qué sirve si no puedes asociarlo con algo que tu puedas entender y comprender? Pero ¿y si primero descubres que 2 personas en realidad no se tocan jamás, porque están formadas por unas cosas llamadas átomos que evita que en realidad te toques?, ya parece algo más interesante. O ¿Por qué no empezar a estudiar Historia del Arte por la Mona Lisa porque has leído el libro de Dawn Brown El código Da Vinci y sabes que es una obra que esconde cientos de misterios? De esta manera tras estudiar esta obra de arte, podrás saltar a la siguiente.

Un buen truco es perderse por la Wikipedia, cuando aprendes (que no cuando estudias para un examen), es muy importante dejar que el tema te absorba, que todas las partes que lo componen capten tu atención, así que déjate perder por ellos, luego, con el tiempo y los nuevos conocimientos ya podrás ir encajando las piezas del puzzle.

No somos capaces de recordar las cosas muy abstractas

Como guinda del pastel, la mejor forma de aprender, recordar y que algo jamás se olvide es con ejemplos, estos son los mejores aliados del aprendizaje, ejemplos, cuanto más visuales, absurdos o cotidianos sean mejor lo recordaremos. Por ejemplo, si recuerdas que al echar Sal en el agua, esta tarda más en hervir, será más fácil recordar que la sal (tiene iones de Cloro y Sodio) agrupa las moléculas de agua evitando que estas se conviertan en gas. Es un ejemplo sencillo que puedes crear tu y recordar.

Así que sigue estos pequeños pasos para poder hackear la forma en la que aprendes las cosas y hacer que adquirir conocimientos nuevos sea un juego de niños.

Si te interesa aprender cosas rápidamente y no te importa leer en inglés, te recomiendo el libro que acelerará hasta 8x tu rapidez a la hora de aprender cualquier temática y convertirte en un profesional en casi cualquier temática.